BIENVENIDO FAMILIA TOV ADMIN

Miles de personas en el mundo han recuperado la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larrañaga

Miles de personas en el mundo han recuperado
la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larrañaga

  • octubre 11, 2018
  • Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Testimonio Encuentro de Experiencia de Dios

Soy Alexandra Arévalo, Guía activa de Talleres de Oración y Vida, fui enviada en Noviembre del 2016 en la ciudad de Bucaramanga, Colombia pero conozco a TOV desde el año 2014.

Actualmente vivo en la ciudad de Bogotá D.C, Colombia, por la gracia de Dios tuve la oportunidad de asistir al EED en Chinauta – Colombia, los días 15 al 20 de agosto del presente. Siendo mí primer EED tal vez me quedare corta de palabras al expresar todo lo que viví en este maravilloso Retiro   en la presencia de un Dios vivo y verdadero sintiendo su poder muy fuerte sobre mi vida.

Experimentar lo vivido es lo que me lleva a confrontar mi vida a la manera de su hijo Jesucristo a seguir luchando por romper dentro de mí, todos los rasgos negativos que no permiten que vea con los ojos de Jesús, aprendí a entender a retirarme largas horas en silencio y soledad EL Y YO únicamente no como lo hago de costumbre en el DMG y en mi diario vivir, si no de la manera que me lo monstró Dios, teniendo varios días disponibles para permanecer en su presencia, instruyéndome y conociéndolo, permitiendo que me compenetre y me envuelva con su presencia para poder imitar sus rasgos, estar con aquel que me ama incondicionalmente es el amor más grande que pude experimentar al estar en su presencia. SOLO LO SABE QUIEN LO VIVE y esa dicha y fortuna la pude tener yo al decidir dejar a un lado todas mis ocupaciones cotidianas y abandonarme en su presencia amorosa.

De esta manera concluyo mi experiencia vivida y espero poder animar a muchas personas, a muchos Guías y no Guías para que tengan este maravilloso encuentro y esta experiencia jamás nunca vivida y ojala lo podamos repetir una vez al año.