BIENVENIDO GUÍAS REGISTRADOS ADMIN

Miles de personas en el mundo han recuperado la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larrañaga

Miles de personas en el mundo han recuperado
la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larrañaga

  • julio 24, 2017
  • Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

La vivencia que marcó en mí y abrió mi necesidad y de reconocer que sin mi Padre Eterno no soy nada ni nadie.

Super agradecida primeramente con Dios porque fué un guía para yo llegar a realizar este Taller; llegó justo en el momento preciso, llegué con mucha ansiedad de conocer a Jesús y siempre en mis oraciones pido que yo llegue a ser su guía donde pueda evangelizar y dar a conocer su amor genuino y realmente cuando busqué a Dios en algún lugar era porque mi mente y mi corazón estaban muy confundidos sentimentalemnte, laboralmente, angustiada, con insomnio, ira, intolerante.

Cuando iba por la quinta sesión sentía que se me presentaban pruebas muy fuertes como: terminé con mi relación de noviazgo, logro descubrir que no era sincero, en la séptima sesión casi fuí víctima de estafa, logré pasar y en la novena sesión fuí víctima de robo donde perdí cosas materiales, quiero contar esto porque estaba a punto de no asistir más al Taller y gracias a mi buen Jesús logré asistir a mi preparación y mi conclusión es que Dios no nos pone pruebas, todo pasa porque tiene que pasar y que Dios está ahí en cada dificultad; yo soy la que tengo que prepararme espiritualmente, el mal no viene a mí solo que yo estoy débil en oración y fe y ahí a provecha el mal para entrar. si yo me preparo en oración siempre estaré fuerte, alimentada en la palabra de Dios y él está ahí en medio de mí para demostrarme su amor misericordioso y bondadoso, con él toda carga es ligera y llevadera, no debo aferrarme a nada y lo que yo no pueda solucionar ahí está él, abandonarmen a mi Padre que me ama; él me enseña que no sólo vivo del pan y todo lo demás, sino de su Pan espiritual.

Barquisimeto, Venezuela, Junio 2017