BIENVENIDO FAMILIA TOV ADMIN

Miles de personas en el mundo han recuperado la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larrañaga

Miles de personas en el mundo han recuperado
la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larrañaga


Warning: array_merge(): Argument #2 is not an array in /home/admin/public_html/wp-content/themes/holycross/includes/helpers.php on line 536
EXPERIMENTA EL AMOR DE DIOS

  • Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

1. Quédate quieto y en silencio practicando este Pequeño Silenciamiento

Imagen: © Depositphotos.com/[straga]

2. Invoca al Espíritu Santo cantando suavemente y sintiendo en tu corazón el canto Inúndame, Señor, con tu Espíritu

3. Escucha a Dios. A través de Oseas 2, 16-18 y 21-22 y para sentir que Él te habla, ten en cuenta lo siguiente:

  • Procura tener el alma vacía, abierta, tranquila, sin ansiedad, serenamente expectante, pues es el Señor el que viene, en su palabra, a tu encuentro.

  • Haz una lectura lenta, muy lenta, con pausas frecuentes, pensando que Dios te está hablando a ti, en este momento, con las palabras que estás leyendo.

  • Sustituye los nombres propios que aparecen en la lectura por tu propio nombre personal, pensando y sintiendo que el Señor está dirigiéndose a ti con tu propio nombre.

  • Sintetiza en una frase que te dice el Señor

Por eso, ahora la voy a conquistar,
La llevaré al desierto y allí le hablaré a su corazón.
 
Le devolveré sus viñas, convertiré el valle de la Mala Suerte en un lugar de esperanzas.
Y allí ella me responderá como cuando era joven, como en los días en que subió de Egipto.
Aquel día, dice Yavé
Ya no me llamaras más “Señor mío” sino que me dirás “Marido mío”.
 
Yo te desposaré para siempre.
Justicia y rectitud nos unirán,
junto con el amor y la ternura.
Yo te desposaré con mutua fidelidad,
Y conocerás quien es Yave’

4. Responde a Dios.

a. A continuación está la letra y música de la canción Una tarde en la playa con la que puedes responder a Dios. En otra ocasión podrías seleccionar una canción que te guste mucho por la letra o por la melodía.

b. Disponte a hablar con Dios y pídele al Espíritu Santo que te ayude a vivir este momento.

c. Comienza escuchando la canción. Déjate inundar por la melodía y siente la presencia amorosa del Padre. Puedes seguir la letra de la canción y notarás que hay frases que te hacen sentir la cercanía de Dios Padre.

d. Cuando termine la canción, quédate con la música o la frase que te hizo vibrar y siente que el Padre está contigo.

Una tarde en la playa

Una tarde en la playa, mirando ponerse el sol,
Admirando quedé observando la grandeza de Dios.
El que creó a los hombres y este mundo les dio,
Por sus obras creí en El, pero me pregunté:

¡OH! ¿Dónde, donde está Dios?,
Sé que todo lo ha hecho Él,
Pero, ¿Dónde, donde está Él?
No lo sé.

Y comencé a buscar a los hombres que hablaban de El.
Está aquí, está allá, miré pero no vi nada.
Y tristemente a la playa regresé,
Vi a un niño jugar en la arena y me acerqué.

¡OH! ¿Dónde, donde está Dios?,
Sé que todo lo ha hecho Él,
Pero, ¿Dónde, donde está Él?
No lo sé.

El niño sonriendo, me dijo: Yo lo encontré,
Vive dentro de mí, desde que en Él creí.
Y allí mismo en la arena, un rato lloré,
Destruyendo mi yo, hasta que nació Él.

¡OH! ¿Dónde, dónde está Dios?,
Se que todo lo ha hecho Él,
Pero, ¿Dónde, donde está Él?
No lo sé.

 

Termina este momento de encuentro con la siguiente oración:

Canto

Tuyo soy

Padre mío, desde siempre soñaste conmigo.
Llevabas mi nombre escrito en tu mano derecha.
Fuiste Tú quien me tejió en el seno de mi madre
como una maravillosa artesanía.
Una obra tuya soy.

Formaste mis células, mis órganos, mi mente;
En fin, todo mi ser.
Estás conmigo todos los días de mi vida.
Por donde quiera que vaya, vas a mi lado;
Y mejor aún, estás dentro de mí.
No puedo escapar de Ti en ningún momento.

Tú me conoces más que yo mismo:
Lo que pienso, lo que hablo, lo que siento;
Y me invitas a ser feliz estando contigo,
Y escuchando el plan que tienes para mí cada día,
Porque eres el dueño de todo mi ser.
Tuyo soy. Amén.