BIENVENIDO GUÍAS REGISTRADOS ADMIN

Miles de personas en el mundo han recuperado la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larrañaga

Miles de personas en el mundo han recuperado
la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larrañaga


Warning: array_merge(): Argument #2 is not an array in /home/admin/public_html/wp-content/themes/holycross/includes/helpers.php on line 536
EXPERIMENTA EL AMOR DE DIOS

  • Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

1. Quédate quieto y en silencio practicando este Pequeño Silenciamiento

Imagen: © Depositphotos.com/[straga]

2. Invoca al Espíritu Santo cantando suavemente y sintiendo en tu corazón el canto Inúndame, Señor, con tu Espíritu

3. Escucha a Dios y para sentir que Él te habla, ten en cuenta lo siguiente:

  • En esta oración con el Salmo, esfuérzate por sentir con toda el alma el significado de cada frase, identificando tu atención y emoción con el contenido de las expresiones, expresándolas con el mismo tono interior que sentiría el salmista.
  • Colócate imaginativamente en el corazón de Jesús, y trata de sentir lo que Él sentiría al pronunciar estas mismas palabras. Con la ayuda del Espíritu Santo trata de identificarte con la disposición interior de adoración, asombro y acción de gracias del corazón de Jesús, en el espíritu de los Salmos.

Salmo 37 (36), 3-6. 23-24. 39-40

3 Confía en el Señor y haz el bien, vive en tu tierra y come tranquilo.
4 Pon tu alegría en el Señor, él hará lo que desea tu corazón.
5 Pon tu porvenir en manos del Señor y déjalo actuar.
6 Sacará a la luz tus méritos, y tus derechos se impondrán como el mediodía.
23 El Señor asegura los pasos del hombre cuando le gusta su caminar.
24 Por eso, al caer el bueno no queda en tierra, porque el Señor lo toma de la mano.
39 A los justos los salva el Señor, fortaleza suya en tiempos de angustia.
40 El Señor los ayuda y los libera, los salva porque confiaron en él.

4. Responde a Dios.

a. Después de esta oración con el Salmo, repite incansablemente el versículo que más toca tu corazón y siente profundamente la presencia del Padre Amoroso que te dice. “Hijo(a), no existe mayor dicha para mí que amarte! Te abrazo, te protejo y te tengo como hijo(a) infinitamente amado para siempre!”

b. A medida que vas repitiendo el versículo, lenta y pausadamente, poco a poco percibe que van desapareciendo los sentimientos de inseguridad, miedos, soledad…

c. Ve poniendo en el calor de los bazos del Padre, toda tu vida, todo tu destino. Es Él quien sabe que es lo mejor para ti, por tanto, confía y adora.

d. Puedes también si lo deseas, en este momento entregar al Padre todo lo que te angustia, procurando pedir con toda el alma, con todo el corazón que Él te de la paz; y dile todo aquello que creas que puede ser obstáculo para tu crecimiento espiritual.

e. Y ante este hermoso diálogo de amor con el Señor, procura escucharlo, pues Él te indicará con certeza los criterios de vida a seguir, a través de su Palabra en la Biblia.

f. Finalmente, agradece y alaba al Padre, pues en todo momento Él incansablemente te dice: “Yo te amo y te llamo por tu nombre”. (Isaías 43,1)

Después de haber sido alimentado por el amor de Dios, haz la siguiente oración con mucha unción.

Oración para la Acción

Señor, danos la sabiduría
que juzga desde arriba y ve a lo lejos.
Danos el espíritu que omite
lo insignificante en favor de lo esencial.
Enséñanos a serenarnos
frente a la lucha y los obstáculos,
y a proseguir en la fe, sin agitación,
el camino por Tí trazado
Danos una actividad serena que abarque
con una visión unitaria la totalidad.

Ayúdanos a aceptar la crítica
y la contradicción.
Haz que sepamos evitar
el desorden y la dispersión.
Que amemos todas las cosas
juntamente contigo.
Oh dios, fuente de ser, únenos a Tí
y a todo lo que converge
hacia la alegría y la eternidad. Amén.

Canto