BIENVENIDO GUÍAS REGISTRADOS ADMIN

Miles de personas en el mundo han recuperado la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larrañaga

Miles de personas en el mundo han recuperado
la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larrañaga


Warning: array_merge(): Argument #2 is not an array in /home/admin/public_html/wp-content/themes/holycross/includes/helpers.php on line 536
EXPERIMENTA EL AMOR DE DIOS

1. Quédate quieto y en silencio practicando este Pequeño Silenciamiento

Imagen: © Depositphotos.com/[straga]

2. Invoca al Espíritu Santo cantando suavemente y sintiendo en tu corazón el canto Inúndame, Señor, con tu Espíritu

3. Escucha a Dios y experimenta su gran amor.

Para obtener esta experiencia profunda de amor, te recomendamos seguir estas etapas:

  • Procura tener el alma vacía, abierta, tranquila, sin ansiedad, serenamente expectante, pues es el Señor el que viene, en su palabra, a tu encuentro.
  • Comienza a leer despacio, muy despacio, esfuérzate por sentir con toda el alma el significado de cada frase, identificando tu atención y emoción con el contenido de las expresiones, expresándolas con el mismo tono interior que sentirían los salmistas.
  • Colócate imaginativamente en el corazón de Jesucristo, y trata de sentir lo que Él sentiría al pronunciar estas mismas palabras. Con la ayuda del Espíritu Santo trata de identificarte con la disposición interior de adoración, asombro y acción de gracias del corazón de Jesús, en el espíritu de los salmos. Es un encuentro con Dios durante el cual te sentirás amado incondicionalmente, comprendido, libre de miedos, angustias… llenándote de paz, alegría, confianza… en definitiva serás más feliz.

Hoy te invitamos a orar con el salmo 8

Salmo 8

2 ¡Oh Señor Dios nuestro, ¡qué glorioso es tu nombre por toda la tierra!
3 Tu gloria por encima de los cielos, es cantada por labios infantiles.
4 Al ver tus cielos, obra de tus dedos,
la luna y las estrellas que fijaste,
5 ¿quién es el hombre para que te acuerdes de él, el hijo de Adán para que de él cuides?
6 Apenas inferior a un dios lo hiciste, coronándole de gloria y de esplendor;
7 le entregaste las obras de tus manos, todo fue puesto por ti bajo sus pies:
8 ovejas y bueyes, todos juntos, y aun las bestias del campo,
9 y las aves del cielo, y los peces del mar, que surcan las sendas de las aguas.

10 ¡Oh Señor Dios nuestro, ¡qué glorioso es tu nombre por toda la tierra!

Ora por el tiempo que desees, es posible que quieras quedarte con un solo versículo…repitiéndolo muchas veces….

Termina este momento de oración con tu propia reflexión.

  • Alaba a Dios con tus propias palabras, agradeciéndole por toda la naturaleza que te rodea y pone a tu disposición.
  • Pide perdón por las veces que has maltratado o has contribuido a maltratar alguna de Sus obras.
  • Procura cuidar cada cosa, plantas, animales, aguas que proveen tu sustento, ama a cada uno como un regalo de la creación, del Padre para ti.

Finaliza este hermoso encuentro con el siguiente canto:

Gratitud

Te agradezco, Señor
por ser mi amigo,
porque siempre conmigo,
cantando estás.
El perfume de flores
armoniosos colores,
y el mar que murmura,
tu nombre invocan.

Escondido Tú estás
entre verdes montañas,
entre campos en fiesta,
en el sol a brillar.
En la sombra que abriga,
en la brisa amiga,
y en la fuente que corre,
ligera y cantando.

Te agradezco también
porque en la alegría,
y en el dolor cada día
te puedo encontrar.
Cuando el dolor me consume
murmuro tu nombre,
y aunque sufriendo,
yo puedo cantar.

Te agradezco, Señor (tres veces)