BIENVENIDO FAMILIA TOV ADMIN

Miles de personas en el mundo han recuperado la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larrañaga

Miles de personas en el mundo han recuperado
la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larrañaga


Warning: array_merge(): Argument #2 is not an array in /home/admin/public_html/wp-content/themes/holycross/includes/helpers.php on line 536
Obra Padre Ignacio Larrañaga

Obra Padre Ignacio Larrañaga

  • Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

La obra fundamental del padre Ignacio Larrañaga son los Talleres de Oración y Vida (TOV); constituyen la cumbre y coronamiento de toda su actividad apostólica, por su fuerza expansiva, por sus frutos y por el alto aprecio manifestado hacia la misma por la Santa Sede y los Obispos.

Orígenes: el servicio de TOV surgió como por generación espontánea en el año 1984 a los diez años de los Encuentros de Experiencia de Dios, cuando una señora   que había asistido a unos de los Encuentros en Punta de Tralca, Chile, llegó al Centro Franciscano a expresarle su parecer sobre la riqueza excepcional y única que había descubierto en el Encuentro que había experimentado, y lamentar que esta experiencia quedara reducida a unos pocos que vivían el Encuentro sin llegar al pueblo numeroso y hambriento del pueblo de Dios.

Fue entonces cuando del mismo pueblo de Dios que había participado de los Encuentros surgió un numeroso grupo de laicos, dispuestos a hacer algo para que el espíritu y contenido de los Encuentros se prolongara y derramara en el seno de la Iglesia.

En el segundo semestre del año 1984, un grupo de setenta laicos se reunió con el p. Ignacio quincenalmente, para probar, comprobar y ensayar diferentes esquemas, agregando o suprimiendo diferentes elementos, de acuerdo con los efectos que se iban observando.

Fue un largo proceso de discernimiento, criba y maduración y sobre la base de tan amplia experiencia al finales de 1984 se redactó un Manual embrionario.

Una historia explosiva: en los años 1985 y 1986 mientras el p. Ignacio recorría diferentes países impartiendo los Encuentros de Experiencia de Dios destinaba 30 mins, en la tarde para explicar paso a paso el proyecto de los Talleres y en la última tarde preguntaba a la concurrencia cuántos sentían el impulso y la generosidad para impartir los primeros Talleres. A las quince o veinte personas que se presentaban les daba amplias instrucciones, les entregaba el Manual, y nombraba a una de ellas como enlace y en el nombre del Señor les daba autorización y la bendición para iniciar la experiencia de Talleres.

En los dos primeros años se impartieron Talleres en 15 países; esta impetuosa partida demostró la validez fundamental de los TOV como instrumentos de evangelización. Eran miles de personas que recuperaban el sentido de la vida, la alegría de vivir, así como su vocación cristiana y apostólica. Descubrieron la Biblia como fuente de riqueza espiritual, e innumerables hogares recuperaron la concordia y la paz.

Su obra se ha expandido a más de 40 países, en los cuales cada año miles de personas aprenden a orar de una manera diferente mediante un trato personal con el Señor y logran liberarse de angustias, tristezas, adquiriendo una paz nunca imaginada.

Las obras de Ignacio Larrañaga proporcionan análisis y soluciones, doctrinas y orientación para las necesidades y los problemas del ser humano, que han ayudado a millones de personas a experimentar el gozo de la liberación interior y la alegría de vivir. Los libros del Padre Larrañaga están traducidos al inglés, portugués y otros idiomas. Aunque el autor es católico, su mensaje es válido para cualquier cristiano, cualquier creyente y, simplemente, para cualquier hombre y mujer, según se ha probado ya en muchas naciones. De hecho, muchos psicólogos recomiendan los libros de Ignacio Larrañaga a sus pacientes.

“… el escritor religioso se siente impulsado a escribir por una exigencia interior, una necesidad vital de expresarse y transmitir a otros sus propias riquezas interiores, que son más fruto de la razón ardiente” (Apollinaire), “esto es, la razón transida de vida” (Guillermo de Torre),que de la razón razonada, de la “constitución” (San Buenaventura), o contemplación que de la intelección.

Este es el caso de los libros de Ignacio Larrañaga, cuya difusión y repercusión en los últimos treinta años ha sido superior a la mayor parte de los escritores religiosos de habla española. Y esta es la razón por la que nos ocupamos de él como escritor; no porque sus libros ofrezcan mayores novedades desde el punto de vista literario o de sus ideas, sino por su carácter experiencial y testimonial, por su autenticidad y su vitalidad, que es lo que explica su éxito, y que lo sitúa dentro de esa literatura comprometida”.

Del libro “Una Aventura del Espíritu” de Camilo Luquín, OFM CAP

  • Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest